Trabaje duro para que mis manos estuvieran llenas, al final me di cuenta, que a Dios solo le interesaban que estuvieran limpias.


  • Compartir en Facebook

    0 - Vota!